jueves, 20 de septiembre de 2018

El Ayuno...Textos bíblicos para ayunar

A Continuación el tercer tema...Preparación y textos  bases o palabras bíblicas para apoyar un ayuno



  Definición de de ayuno  en lo secular
1. Que no se come nada de alimento por un determinado tiempo.
2.Que se priva de ciertos gustos o cosas que nos gustan, como hacer algo que nos gusta, etc.

 Definición de ayuno espiritualmente
Es abstenerse de comer alimentos o abstenerse de ciertos placeres, con el propósito de glorificar a Dios y recibir la llenura del Espíritu Santo,y tener un crecimiento interno personal  teniendo tiempos de oración, adorando y alabando a Dios.
Es para buscar una relación intima y real con Dios

El Señor Jesús hizo ayuno,antes de iniciar el ministerio 
San Mateo 4:1-11
y en libro de San Mateo habla  4:12-25 Jesús principia su ministerio

El ayuno de los discípulos
-San Mateo 9:14-17 El Señor dijo que los discípulos ayunarían cuando El, ya no estuviera con ellos.
 San Marcos 2:18-22
-Hechos 13:1-3 Bernabe y Saulo comienzan su primer viaje misionero   
-El ayuno de Ester
 Ester 4:16
-El ayuno de Daniel
Daniel 1:3-17 
Daniel 4.15 Y al cabo de 10 días pareció el rostro de ellos mejor y  mas robusto que el de los otros muchachos que comían la porción de la comida del rey.

Daniel 4:17 A estos muchachos Dios les dio conocimiento e inteligencia en todas las letras y ciencias, y Daniel
tuvo entendimiento en toda visión y sueños.

Vision de Daniel 
Daniel 10:2-12
Daniel 10:3 En aquellos días yo Daniel estuve afligido por espacio de tres semanas.
Daniel 10:12 Entonces me dijo, no temas; porque desde el primer día que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios, fueron oídas tus palabras; y a causa de tus palabras yo he venido.

Queridos lectores, el ayunar es muy importante en la vida del cristiano, pero debe de ser guiado primero por Dios, para tener una revelación del ministerio del Señor Jesús y recibir dirección divina y la llenura del Espíritu Santo.


Pero es muy importante hacer lo que dice en el libro de Isaias 58:1-12


El verdadero ayuno

58  Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado.
Que me buscan cada día, y quieren saber mis caminos, como gente que hubiese hecho justicia, y que no hubiese dejado la ley de su Dios; me piden justos juicios, y quieren acercarse a Dios.
¿Por qué, dicen, ayunamos, y no hiciste caso; humillamos nuestras almas, y no te diste por entendido? He aquí que en el día de vuestro ayuno buscáis vuestro propio gusto, y oprimís a todos vuestros trabajadores.
He aquí que para contiendas y debates ayunáis y para herir con el puño inicuamente; no ayunéis como hoy, para que vuestra voz sea oída en lo alto.
¿Es tal el ayuno que yo escogí, que de día aflija el hombre su alma, que incline su cabeza como junco, y haga cama de cilicio y de ceniza? ¿Llamaréis esto ayuno, y día agradable a Jehová?
¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?
¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano?
Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria de Jehová será tu retaguardia.
Entonces invocarás, y te oirá Jehová; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad;
10 y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía.
11 Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan.
12 Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar.

Que cada día podamos buscar de Dios y consagrarnos, apartarnos para El, buscar el crecimiento espiritual, que todo cristiano debe lograr, que podamos estar en nuestros ministerios y que sean respaldados por Dios, guiados por el Espíritu Santo, y que El Señor Jesus reine, habite en nuestros corazones...que El sea nuestra primera bendición, y que recibamos respuestas a nuestras peticiones.
Bendiciones,
Lucelly

No hay comentarios:

Publicar un comentario