sábado, 26 de julio de 2014

Cómo un hombre amará a su esposa?

Dice la palabra de Dios;

Efesios 5:25-26-27-28
Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó así mismo por ella,
Para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra.
a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tiene mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.
Así también los maridos  deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer así mismo se ama.

En el mundo existen muchas fórmulas  y estrategias de cómo conquistar a un hombre, se habla de la belleza física, ( cuerpos esculturales hechos con cirugía, con ejercicio en gimnasios etc), el arreglo personal, lograr obtener una vida intelectual, profesional y económica exitosa según los medios éstos serian claves del éxito para enamorar a los hombres y tener relaciones duraderas.

Pero la palabra de Dios es clara cuando habla de que es un mandato que los hombres amen a sus esposas como a sí mismos, esto quiere decir que si un hombre maltrata a su pareja con la cual se casó o con la que tiene sus hijos entonces el daño indirectamente se lo hace a él mismo.

Pero también es claro que si Dios da ordenes a los hombres de cómo tratar a sus esposas o en general a las mujeres, también es cierto que las mujeres tenemos que vivir conforme a lo que Dios habla en su palabra para poder enamorar a nuestras parejas, ya que también dice la palabra que nos ganemos a nuestros maridos con nuestro testimonio, que nuestro manera de vivir los convierta a ellos en verdaderos cristianos.

En el texto anterior habla que los hombres deben amar a sus mujeres como cristo amó a la iglesia, y que se entregó a ella, pero también habla de santificarla, habiéndola purificado por el lavamiento del agua por la palabra, ose que las mujeres debemos buscar la purificación y el lavamiento  del agua quiere decir   limpiarnos por medio de su palabra, es vivir conforme a los estatutos cristianos, es decir llenarnos de la presencia de Dios, es lograr ser las mujeres sabias de la cual habla Dios, que la mujer virtuosa o sabia edifica la casa y el principio de la sabiduría es el temor a Dios, es dejar que nuestra vida gire al rededor de Dios y que sea El quien ocupe el primer lugar en nuestro corazón.


Cuando habla el texto bíblico del lavamiento es tener una vida de testimonio agradable a Dios y que  nuestra pareja se enamore por nuestro comportamiento entonces no necesitaremos buscar embellecer lo externo ya que lo que importa es la gracia y favor de Dios en nuestra vida que será la consecuencia de nuestro caminar con cristo.

Dice la palabra que busquemos primeramente el reino de Dios y su justicia y todo lo demás sera añadido, y si en nuestra vida es necesario tener una pareja que verdaderamente nos ame, entonces no necesitaremos buscarlo porque mientras hagamos lo voluntad del Padre, ese amor llegará a donde estemos por que también dice la palabra que Deléitate así mismo en Jehová y El concederá las peticiones de nuestro corazón.

Mujeres busquemos primero buscar enamorarnos de Dios y seguirlo a El y de seguro el Espíritu Santo hará que nos encontremos con el amor de nuestra vida.

Cuando hemos sido Santificadas por medio de su palabra también obtendremos todos los recursos e ideas, estrategias necesarias para lucir hermosas físicamente y poder mantener enamorado a nuestras parejas y si seremos muy atractivas a los ojos de nuestra pareja.

Lavamiento por medio de su palabra es cuando hemos llegado al nivel de la revelación de la palabra de Dios, es un tiempo donde podemos escuchar la voz de El y ser guiadas por nuestro verdadero amado el cual nos tomará de su mano y nos ayudará a mantenernos firmes para El y para nuestra parejas.


Lucelly
Mujeres llenas de la presencia de Dios
Mujeres lavadas y hermoseadas por medio de la palabra de Dios



No hay comentarios:

Publicar un comentario