viernes, 27 de junio de 2014

Alabanza por la bondad de Dios


                                                         SALMO  92



Bueno es alabarte, oh Jehová,
y cantar salmos a tu nombre,
oh Altísimo;
Anunciar por la mañana tu misericordia,
y tu fidelidad cada noche,
En el decacordio y en el salterio,
En tono suave con el arpa.
Por cuanto me has alegrado, oh Jehová
con tus obras;
En las obras de tu mano me gozo.

¡Cuán grandes son tus obras, oh Jehová!
Muy profundos son tus pensamientos.
El hombre necio  no sabe,
Y el insensato no entiende ésto.
Cuando brotan los impíos como la hierba,
Y florecen todos los que hacen iniquidad,
Es  para ser destruidos eternamente.
Mas tú, Jehová para siempre eres Altísimo.
Porque he aquí tus enemigos,
oh Jehová,
Porque he aquí perecerán tus enemigos;
Serán esparcidos todos los que hacen maldad.

Pero tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo;
Seré ungido con aceite fresco.
Y mirarán mis ojos sobre mis enemigos;
Oirán mis oídos de los que se levanaron
contra mí,  de los malignos.

El justo florecerá como la palmera;
crecerá como cedro en el Libano.
Plantados en la casa de Jehová,
En los atrios de nuestro Dios florecerán.
Estarán vigorosos y verdes,
Para anunciar que Jehová mi fortaleza es recto,
Y que en él no hay injusticia.


Queridos lectores hay momentos tan difíciles que a veces tiene que pasar las personas, pero cuan hay gozo de Dios en nuestra vida, es como si nada de eso importara porque entendemos que todo hace parte de un grande propósito, que nos edifica como persona para luego entrar a hacer parte de la gran misión o plan de Dios para las naciones.

Como dice éste salmo Dios aumenta las fuerzas como las del búfalo, para que podamos atravezar ese tiempo que es necesario que vivan cada uno de los futuros lideres, pastores o ministros para que luego de haber sido formados puedan ejercer o activarse en la visión que Dios tiene para cada persona.

Cuando las personas estan atravesando tiempos de dificultad talvez el mismo cuerpo fisico desmejora un poco pero cuando comenzamos a recibirla llenura del Espiritu Santo, osea ese aceite fresco del cuan habla éste salmo , entonces floreceremos como las palmeras, y creceremos como cedros del Líbano, recordemos que el cedro del libano es un arbol fuerte y resistente utilizado para las construcciones en la antiguedad y aun ahora, de igual manera cuando estamos en un ministerio seremos así para poder enfrentar las diferentes circunstancias que se presentan y las cuales el lider, pastor o ministro debe resolver sabiamente.

De lo más importante que debemos resaltar aquí es la gran misericordia de Dios para con su pueblo, ya que El alegrará nuestras vidas con bendiciones.

Dios es bueno, y El cumple lo que promete, no olvidemos nuestras promesas, porque aunque nosotros quizás no las recordemos, El sigue firme para responder a cada una de nuestra peticiones.

Y  como dice el salmos 126 que seremos como los que sueñan y nuestra boca se llenará de risa y nuestra lenguan de Alabanza.

Queridos lectores... QUE LAS BENDICIONES DE DIOS LLEGUEN  YA, PARA CADA PERSONA QUE HA CREIDO A SUS PROMESAS Y HA PERMANECIDO CREYENDO  QUE EL CAMBIARA NUESTRO LAMENTO EN DANZA.


Lucelly 
Que Dios les bendiga y que entren en tiempos de alabanzas a causa de ver las
misericordias de Dios llegar a cada hogar que ha levantado altar para Dios 
primeramente en su corazón y en sus casas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario