viernes, 5 de octubre de 2012

camiando Junto al Padre...

Tus pies

Hoy Señor me rindo ante tí
Hoy Señor me rindo a tus pies, en señal de adoración,
en señal de amor...
Tus pies que caminaron predicando el evangelio,
Tus pies maltratados rumbo a la cruz
Los pies de cada hijo tuyo que se apresuran a volver a casa,
Tus pies que marcaron una huella para que tu pueblo la siguiera y pudieran encontrar la felicidad
Tus pies que traen una esperanza cuando las cosas van mal...
Tus pies que se apresuran a llegar a casa trayendo buenas nuevas,
esas noticias alegres que regocijan al corazón,
y que hacen que todo lo malo quede atrás,
Tus pies... oh Jesucristo que caminaron cumpliendo un mandato del Padre celestial...
La Gran Comisión.

Habla la parábola del hijo pródigo que hace referencia a un hombre que tenia dos hijos y uno de ellos pidió la parte de herencia que le correspondia y se fue de casa y desperdició  sus bienes perdidamente  y después de haber malgastado todo el dinero vino gran hambre donde estaba . Entonces volviendo en si después de sufrir, dijo cuantos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan y yo aquí perezco de hambre.
dijo: me levantaré he iré a mi padre y le diré, padre, he pecado contra el cielo y contra ti, yo no soy digno de ser llamado tu hijo.
Este hijo menor  reconoció su falta de sabiduría, reconoció que le había fallado a Dios por sus acciones,reconoció que le falló al padre terrenal , el vivió perdidamente sin medir las consecuencias de sus actos y luego de padecer hambre  en estos tiempos tuvo un verdadero encuentro con el Padre Dios y se determinó a cambiar, regresó a casa.
Muchas hombres y mujeres se alejan de la palabra de Dios y actúan en forma incorrecta, causando daño, malgastando bienes materiales, aun físicos porque no cuidan sus cuerpos y esto trae consecuencias gravosas para cada uno en la salud y en general teniendo malas acciones.
Pero esta parábola habla de que el hijo pródigo volvió en sí, regresó a su casa, pues cuando cada persona después de hacer su propia voluntad todo le sale mal, debe orar y entender que la solución esta volviendo a los caminos del evangelio.

cuando regresó el padre dijo; sacad el mejor vestido, vestidle; poned un anillo en su mano y calzado en sus pies.
*Vestido nuevo: es la cobertura espiritual que recuperamos nuevamente cuando regresamos a Dios y cumplir con la visión que nos ha sido encomendada de lo alto.
*Anillo en su mano: significa que la autoridad que perdimos por la desobediencia, la recuperamos cuando tomamos la desición de volver a casa, autoridad que empezamos a ejercer nuevamente y que nos da poder para realizar las gran comisión.
*Calzado a sus pies: significa que entraremos en el descanso espiritual que ya nuestros pies fatigados por el arduo camino que hemos recorrido dando vueltas en el mismo lugar , harán un stop, ( un alto en el camino) para empezar nuevamente a encaminarnos a la visión y realizar la gran comisión, el evangelismo.
También se dice que le mandaron a matar el becerro gordo, significado de provisión económica, que no faltará cuando nuestros pies realicen el evangelismo, que nos ha sido encomendado, ya que el trabajador es digno de su salario. Además todas nuestras metas se cumplirán a nivel financiero.

Los pies del Señor Jesús caminaron predicando el evangelio, llevando las buenas nuevas a todos los perdidos, los pies de Jesús caminaron rumbo a la cruz.
Pero como dijo el padre del hijo pródigo mi hijo muerto era, y ha revivido; se ha perdido y es hallado, ya que hay muchos muertos espirituales que van caminando sin brújula, sin dirección, no saben que hacer a donde ir, no tienen metas fijas por las cuales luchar, simplemente abandonan fácilmente su visión por que no aceptan las reglas o normas, no aceptan que todo tiene un tiempo, este hijo pródigo tenia derecho a su herencia pero la pidió antes del tiempo correcto y por ésto la desperdició, siempre digo que cuando Dios va a entregar una bendición grande debe primero preparar a sus hijos para que reciban el éxito, ya que sino estamos preparados fácilmente se pierden nuevamente.
El hijo pródigo desperdició su herencia pero cuando el volvió en sí su padre le perdonó es lo mismo que hace Dios con nosotros cuando le pedimos perdón y volvemos a cumplir con su mandato.
Queridos lectores no es fácil mantenerse firme en Dios cuando las cosas van mal, pero orando y pidiéndole ayuda al Señor lo lograremos, entonces después de que estemos preparados tendremos el derecho de disfrutar de las bendiciones del Padre ya que las promesas que El nos ha dado se cumplirán pero cuando estemos listos para recibirlas.
En la casa de Dios hay muchas promesas que te esperan para que sean realidad en tu vida, además encontrarás nuevamente el propósito en tu caminar por éste mundo, hay muchos que te necesitan
vuelve a casa,

Lucelly


No hay comentarios:

Publicar un comentario