martes, 28 de agosto de 2012

La confesión de palabra tiene poder?

Sí, la confesión tiene un poder inmenso, es como una semilla que se siembra y al tiempo da su fruto, dependiendo lo que sembremos así mismo recogeremos.

Tenemos que tener mucho cuidado con las palabras que decimos, con lo que declaramos ya que la confesión de la palabra tiene poder, Dios creó todo declarando la palabra en génesis Dios dijo:
sea la luz y fue la luz y luego le colocó nombres y así en génesis 1:1-31 declara repetidamente y dijo Dios

Bueno siempre recomiendo o aconsejo declarar las cosas difíciles de adquirir como si fuera yá, sé que a veces es un poco difícil cuando todo es tan contrario a los deseos de nuestro corazón, tal vez no es fácil, pero es ahí donde el enemigo quiere atacar primeramente en nuestra mente para que nos veamos en derrota, pero no debemos dejar que entren pensamientos negativos porque la confesión de la palabra es algo delicado.
Marcos 11:23 dice:
De cierto, de cierto os digo que cualquiera que dijere a éste monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho.
Estoy segura que todos los deseos de tu corazón se darán en su debido tiempo, muchas personas bromean con cosas malas y esto es incorrecto en nuestra vida no se debe de tomar esa costumbre tan negativa.
Aunque estés pasando situaciones difíciles empieza a declarar lo contrario, así te estas liberando de todas esas situaciones negativas, claro que es importante buscar a una persona que nos escuche y que no nos cuestione, ni nos juzgue, y que podamos sincerarnos y decir todo lo que nos está pasando es bueno porque también nos liberamos de las aflicciones.
También es importante cancelar en nuestra oración diaria toda palabra negativa que hallamos dicho en contra nuestra o de nuestra familia en forma voluntaria o involuntaria.

Lectores te invito a que empieces a declara cosa buenas
a declarar que lo que anhelas sucederá y que pronto vendrá.
Para el que cree todo le es posible.
y recuerda que las promesa de Dios para nosotros están compuestas por palabras, y éstas son las llaves que abren las puestas para entrar a recibir nuestras promesas.

Lucelly
Embajadora de Cristo

1 comentario:

  1. ¿Es cierto que las palabras tienen poder?

    Tienen un poder enorme. Así como tenes el poder de elegir tus pensamientos, también tenes la capacidad de expresar­los verbalmente de acuerdo con la realidad que quieras crear para tu vida. Un ejemplo muy sencillo: los pensamientos de miedo crean a tu alrededor una realidad de miedo. Sin embargo, si optas por llenar tu mente con pensamientos de amor, entonces esa mente amorosa será el prisma a través del cual vas a observar el mundo. Y necesariamente vas a interactuar con los demás con palabras amables, cariñosas y sinceras. Las palabras pueden atraer o repeler, ayudar u obstaculizar, herir o sanar. ¿Se entiende? La materia prima que crea tu realidad está formada por pen­samientos, actitudes y palabras, y si la idea es progresar, entonces estos tres elementos deberían estar en consonan­cia, en armonía; deberían vibrar juntos y no cada cual por su lado. A veces la espiritualidad es un poco como la física: a toda acción le corresponde una repercusión. ¡Y si supieras la belleza y la luz que brinda el lenguaje del amor! A diferencia, claro, del lenguaje del desamor, tan extendido y tan dañino. Con el lenguaje del amor tu vida puede cambiar. Para entender bien esto, recordemos una de las máximas más útiles del crecimiento espiritual: "El bienestar no es algo que suceda de afuera hacia adentro, sino de adentro hacia fuera". Y hasta que no tomes contacto con el amor que hay dentro de ti no vas a poder ser completa y verdade­ramente feliz. Si logras hacer contacto con tu fuente inter­na de amor, te va a resultar natural expresarte con palabras amorosas y usarlas para relacionarte con los que te rodean. Con tus seres más queridos, desde luego, pero también con los otros seres humanos que, por el motivo que fuese, for­man parte de tu vida. Cuando el motor del amor está encendido, cuando la dicha se abre paso desde adentro hacia afuera, vas a poder tratar bien a todo el mundo, por­que vas a sentir que son tus amigos, aunque en términos estrictos sean perfectos desconocidos. Si logras que el amor se convierta en tu proyecto de vida, por decirlo de alguna manera, vas a tratar dulcemente incluso a aquellos que tienen malas intenciones. Este amor te va a per­mitir reaccionar apaciguadamente, sin alterarte. Pero aten­ción: amar no significa dejarse tratar mal, sino aceptar con calma. El que ama evita las reacciones apasionadas y desme­didas; el que ama ve a ese otro conflictivo como un maestro.

    http://psicologia-terapias.blogspot.com.ar/2014/01/es-cierto-que-las-palabras-tienen-poder.html#.UxZHMz95Pdc

    ResponderEliminar