sábado, 7 de abril de 2012

LA BUENA TIERRA QUE HAN DE POSEER


Deuteronomio 8:2
Deuteronomio 8:7
Deuteronomio 8:10
Deuteronomio 8:11
Esta promesa siempre ha permitido mi Dios que se la dé a las personas cuando serán llevadas a otro nivel de vida, cuando dejaran sus vidas de angustias y necesidades y entraran a gozar de bendiciones, fruto de un constante servicio a Dios, esta cosecha de regalos del cielo llegará a las personas que se han mantenido firmes en la obra de los a pesar de las adversidades, cuando se ha introducido a una tierra que fluye leche y miel, se dar cuenta que era solo una prueba para saber lo que había en nuestro corazón.
Si tu has permanecido fiel, has predicado el evangelio o sea has cumplido con la Gran Comisión y has confiado a sus promesas, Te cuento que pronto serás introducido a una nueva vida, una vida de libertad financiera,
Negocios prósperos,                                                                                                                                                          
Sanidad física, en general de deseos cumplidos, pero esta promesa también trae una advertencia que cuando estemos gozando de las bendiciones no nos olvidemos de Dios, que cuando lo malo haya pasado y sea como un sueño, entender que fue la misericordia del Señor la que nos dio ese regalo, y que si vemos a otros pasando el proceso que a nosotros nos tocó vivir, no volvernos indolentes sino tener compasión y darle la mano como otros hicieron con nosotros.
Ahora simplemente disfruta de esas puertas abiertas, de todo lo bueno que vendrá y te recomiendo que a la hora de actuar en tu nueva libertad financiera, o sanidad física etc.,. Tengas mucha sabiduría para mantenerte ahí.
No olvides nunca la lealtad con las personas que te acompañaron durante este largo, y desagradable tiempo de prueba.
Lucelly

No hay comentarios:

Publicar un comentario