lunes, 16 de febrero de 2015

Lavamiento por medio de la palabra de Dios

Para santificarla , habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra,
a fin de presentársela a sí mismo , una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni                                   arruga ni cosa  semejante, sino que fuese santa y sin mancha.
                                                                 Texto base:    Efesio 5.26-27

Esta palabra habla cuando se refiere la palabra a los esposos, habla de la sujeción que debemos de tener hacia nuestros esposos, pero también se refiere a que los maridos deben, amad a vuestras mujeres, así como Cristo  amó a la iglesia, y se entrego así mismo por ella, hace una gran referencia entre ellas.

Lo que les puedo compartir es que para lograr ser las mujeres sabias y los esposos como habla la palabra debemos primero llegar ala purificación en el lavamiento del agua por la palabra, esto quiere decir que nuestra vida debe ser consagrada y dispuesta a agradar a Dios viviendo conforme a lo que Dios inspiró en la biblia, osea que para lograr esa unidad debemos actuar conforme a lo que dice la palabra, cosa que no es fácil pero la forma más sencilla de lograrlo es clamar al Espíritu Santo para que El nos guíe a lograr nuestra santificación que es un deseo personal de consagrarnos para llevar una vida agradando a Dios.

Recordemos que sin santidad será imposible ver al Señor es igual que para lograr ver unos hogares excelentes debemos vivir la palabra, ya que para nosotras las mujeres es un poco difícil sujetarnos a los esposos pero debemos hacerlo ya que es el hombre el sacerdote del hogar y quien merece respeto, sujeción pero siempre comparto que las mujeres representamos una parte importante en nuestra relación de pareja, como madres  ya que para ser esas mujeres sabias debemos tener temor  a Dios, y vestir de ropas dobles nuestras familias que es esa oración  y bendición espiritual permanente que debe haber en nuestras casas, entonces aunque nuestros esposos aparentemente no sean los mejores hombres, la oración hará que el Espíritu Santo vaya logrando que los hombres sean excelentes esposos y también prósperos.
Sin mancha y sin arruga es consecuencia de una vida santa, separados para Dios y cumpliendo la palabra.
Cuando el Espíritu Santo habita dentro de nosotros daremos frutos espirituales y seremos testimonio del caminar sel Señor Jesucristo en la tierra, podremos ser mansos y humildes como El lo Es.

Cuando Empezamos a ser lavados por medio de la palabra y vivimos una vida conforme a lo que está escrito en la biblia entonces las cosa empiezan a funcionar bien y lograremos ver sueños y promesas cumplidas en nuestra vida.
Para ser excelentes esposas, excelentes madres, excelentes trabajadoras o empresaria, etc debemos preocuparnos primero por tener un lavamiento por medio del agua que es la palabra de Dios.

Queridos lectores debemos darle cobertura a nuestras familias, esposos, hijos por medio de la santificación.
Lavamiento por medio de la palabra de Dios es cuando hemos llegado a un nivel alto de revelación de la palabra y nos accionamos a cumplirla.

Bendiciones,
Lucelly

No hay comentarios:

Publicar un comentario