miércoles, 8 de mayo de 2013

Agradando a Dios...

                                           La forma más grandiosa de agradar a Dios

Es teniendo fé, pues dice la palabra que sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que la hay, y que es galardonador de los que la buscan.
Teniendo en cuenta el texto bíblico la fe es  certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se vé.

La biblia esta llena de testimonios de fé, en los cuales se ven como muchos han tenido que vivir procesos difíciles pero creyeron en Dios y lograron obtener el milagro.
El Señor Jesús  dijo: Tened fe en Dios.
Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino que creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho,
Por tanto os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis y os vendrá.
Pedro cuando caminó sobre las aguas tubo fe, creyó y lo hizo pero el temor al ver la tormenta se apoderó de él y sintió miedo entonces empezó a hundirse en las aguas y Jesús lo rescató.
La mujer del flujo de sangre tubo fe y creyó que tan solo tocando el manto de Jesús se sanaría de una horrible enfermedad que la aquejaba desde hace muchos años y la cual nadie la había podido sanar, sólo cuando se acercó a el Señor Jesús y le tocó.
Queridos lectores deben de tener en cuenta que la fé viene por el oír y el oír la palabra de Dios, osea que para activar la fé debemos leer la palabra y congregarnos.
Cuando estamos en tiempos de procesos o de tratos de Dios en nuestra vida, tal vez muchos de los que nos ven no crean que Dios esta de nuestro lado porque lo que los ojos humanos de ellos observan solo son las situaciones difíciles que están aconteciendo, pero es ahí en ese momento en el cual debemos actuar como dice la palabra, declarando que nuestras promesas,deseos, sueños, en general se cumplirán en  nuestra vida.
En los tiempos de procesos es importante la declaración de la palabra, acompañada con el oír y leer textos bíblicos y la oración.
Siempre visualizarnos y hablar como deseamos llegar a ser, en un futuro que se hará presente en nuestra vida.
Debemos hacer caso omiso y cancelar  las palabras necias, que algunos nos digan, ya que el enemigo es muy sutil, y de seguro usará a personas no cristianas o inmaduras en la fé que no la entienden y hablaran necedades pero es ahí donde debemos hacer oídos sordos a esos comentarios.
No debemos dudar de que las promesa que Dios nos ha dado se cumplirán,
Debemos estar firmes en Dios en tiempos de procesos, perseverando.
Pero lo más importante es creer, que todo será realidad, recuerden que que para el que todo le es posible.


Les recomiendo leer un tema que se escribió anteriormente y que se llama con La fe y la paciencia se obtienen las promesas.


No dudes, no mires con los ojos humanos sino con los espirituales, que se logran obtener como fruto de la oración.

Dios se agrada cuando tenemos fe,  recordemos que Deutoronomio 8:1-10 habla que en tiempos de trato somos probados para saber lo que había en nuestro corazón, si habías de guardar o no los mandamientos, ya que en estos tiempos de procesos muchos no entienden  reniegan y se alejan de Dios. Pero dice que el pueblo de Israel pasó por aflicción,pero que Dios los sustentó en todo, ésto para saber que no solo de pan vivirá el hombre, más de todo lo que sale de la boca de Jehova vivirá el hombre, entiendo aquí como dije inicialmente es creyendo, teniendo fé en sus promesas, que se cumplirán, porque después de ésto el pueblo de Israel fue introducido en la tierra prometida, (tierra de bendición o tiempos de promesas cumplidas).
Claro que teniendo fé agradamos a Dios ya que estamos creyendo en El, en que lo que ha prometido se cumplirá.

Saludos,
Lucelly

No hay comentarios:

Publicar un comentario