lunes, 16 de febrero de 2015

La santidad, Separados para Dios

La santidad es dejar que el Espíritu Santo sea nuestro guía, buscar de su presencia y llenarnos de El para que nos ayude a vivir conforme como dice la palabra.
Texto base:Sino,como aquel que os llamó es santo, sed también santos en toda vuestra manera de                           vivir
                    Porque escrito está :Sed santos, porque yo soy santo.
                    (1 Pedro 1:15-16)
                    También dice la palabra que debemos seguir la paz con todos , y la santidad sin la cual                      nadie verá al Señor.
                     (Hebreos 12:14)

Ser santos significa vivir separados para Dios, pero para cumplir con este requisito debemos guardar nuestros cuerpos ya que es allí donde habita el Espíritu Santo y cuando actuamos de forma indebida lo contristamos entonces todo en nuestra vida empieza a marchar mal, ya que para ser líderes, pastores ,ministros excelentes , mujeres sabias guiados por Dios debemos cumplir con este principio base que es la santidad.
A la verdad la santificación es un deseo personal, individual de querer consagrarse para Dios, vivir para El y ofrecernos como sacrificio vivo.

Los verdaderos líderes cristianos deben cumplir con este principio, pero cuando esto no se hace entonces los ministerios se estancan, no hay fluir de Dios, ya que el Espíritu Santo no está como guía, también es importante saber que no solo los ministros cristianos deben de consagrarse para El Señor, sino también cualquier persona, ya que cuando no lo hacemos esto trae consecuencias en nuestras vidas, como enfermedades, situaciones difíciles, ceguera espiritual y en general las cosas empiezan a funcionar mal.
Recordemos que para ver las promesa de Dios cumplidas en nuestra vida es éste un requisito para obtener los sueños o deseos de nuestro corazón ya que como dice el texto base que debemos imitar al Señor en su santidad y que sin ella nadie nadie lo verá.

Para obtener las promesas en nuestra vida debemos de tener fe, pero una fe con principios cristianos no como muchos hablan y es positivismo, ¡no! debe ser una fe como habla la palabra que la fe viene por el oír y el oír la palabra de Dios ya que es ahí donde nos es revelado como debe ser nuestro caminar para agradar a Dios y poder llenar nuestra lámparas de aceite,
Las lámparas somos nosotros  el aceite la presencia de Dios, del Espíritu Santo en nosotros.

Cuando tomamos la decisión de guardarnos para agradar a Dios y no contristar al Espíritu Santo entonces empezamos a vivir y a experimentar los milagros en nuestras vidas, Dios nos habla, nos guía,entonces comenzamos a cumplir con los frutos del Espíritu Santo, lo cual hará que vayamos logrando nuestra propia paz interior pero mejor aún la paz con los demás ya que estaremos recogiendo los frutos primeramente espirituales y  por consiguiendo veremos y obtendremos los frutos humanos osea los deseo de nuestro corazón cumplidos.
Debemos vivir cumpliendo principios morales.

Queridos lectores que sea El Espiritu Santo guiándolos a llevar una vida santa, así lograremos ser excelentes padres y madres de familia que sabremos como guiar a nuestro hogar y por consiguiente seremos mujeres sabias y excelentes esposas y algo muy importante...Nuestros hogares estarán protegidos o tendrán cobertura espiritual

Bendiciones,
Lucelly

1 comentario: