lunes, 19 de mayo de 2014

De lo que tengo te doy...

 en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.


Hechos 3:6
Pedro y Juan subían juntos al templo a la hora novena, de la oración.
Y era traído un hombre cojo de nacimiento, a quien ponían cada día a la puerta del templo que se llama la Hermosa, para que pidiese limosna de los que entraban en el templo.
Este, cuando vio a Pedro y a Juan que iban a entrar en el templo, les rogaba que les diesen limosna.
Pedro, con Juan, fijando en él los ojos, les dijo: Míranos.
Entonces él les estuvo atento, esperando recibir de ellos algo.
Más  Pedro dijo: no tengo plata ni oro pero lo que tengo te do; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.
Y tomándole por la mano derecha le levantó; y al momento se le afirmaron los pies y tobillos;
Y saltando de, se puso en pie y anduvo; y entró con ellos en el templo, andando y saltando, y alabando  Dios.

Tengo claro un texto bíblico en el cuan dice que si dos de vosotros se pusieren deacuerdo en la tierra acerca de cualquier cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.

En el texto principal de este escrito Pedro y Juan estaban deacuerdo en hacer primeramente la voluntad del Padre, y por consiguiente deacuerdo en sanar a éste hombre cojo de nacimiento, un hombre que ya se había resignado a la vida que llevaba, y los que pasaban enfrente de él le darían siempre una moneda como limosna en señal de misericordia hacia él pero lo que éste hombre verdaderamente  necesitaba era un milagro, era una sanidad de raíz, éste hombre necesitaba un cambio total en su forma de vida.

Amigos lectores muchas veces en la vida cotidiana vemos persona enfermas acostumbradas a su dolor, hombres o mujeres frustados en el área emocional, personas arruinadas financiera mente,en general con diferentes problemas personales y la única ayuda que les dan es decir pobrecitos o darles cualquier ayuda pasajera que más que calmarles su necesidad lo que hace ésta ayuda es alimentar el ego o "aparente don de ayuda" quien hace el favor. Pero lo que realmente necesitan las personas es recibir un milagro como el que recibió éste hombre cojo, Fue una sanidad total de su enfermedad física, pero también financiera ya que ahora podría trabajar y dejar de pedir limosna, pero lo mejor aún fue que entró  al templo y alabó a Dios osea que éste hombre tuvo sanidad interior.
Principalmente debemos creer que tenemos el poder para sanar los enfermos, echar fuera demonios, obtener nuestros milagros etc, porque todo esto ya lo obtuvimos en la cruz del calvario y que tenemos toda autoridad delegada por Dios a nosotros.


Hablemos menos y actuemos más...

Muchos necesitan de nuestra ayuda, quizás tenemos un tesoro escondido que debemos dejar brillar, para alegrar a otros y como gran finalidad cumplir con el mandato de Dios en la tierra.

QUE PODEMOS HACER PARA LOGRAR ESTO MILAGROS COMO LOS DE PEDRO Y JUAN?
1.Buscar primeramente la presencia de Dios, orando ya que dice el texto bíblico que Pedro y Juan hicieron éste milagro en la hora novena, hora de la oración.
2.Unirnos tan siquiera con una persona o personas que ésten deacuerdo en ver los milagros en las vidas de las persona y ver vidas transformadas totalmente.
3.Simplemente actuar, pedirle al Señor que nos muestre quienes son los necesitado en ver su poder activado por medio de su palabra y por medio de acciones de nosotros sus discípulos.
4.Poner en practica la autoridad que nos fue delegada en la cruz del calvario por nuestro señor Jesucristo y creer que El, ya venció en la cruz.


Y en el nombre del Señor Jesucristo diremos a...
enfermos que sean sanos,
personar amargadas entrar en tiempo de gozo,
ver arruinados recibir bendición financiera,
hijos rebeldes libertados y convertido en jóvenes de bien para la familia y para la sociedad y con sueños cumplidos.
Personas con sueños frustrados ver sus deseos resucitar en forma sobrenatural,
Líderes cristianos ver ministerios caminando en bendición y moviéndose en lo sobrenatural.
No necesitaremos dinero  para ver ésto sino simplemente necesitamos corazón compasivo y la palabra de Dios revelada.

                                 LEVÁNTATE Y ANDA,

Cuando trabajamos, ayudando a los necesitados recibir sus promesas,  Dios mismo nos recompensará a los que hacemos su voluntad.
Lucelly Rivera

No hay comentarios:

Publicar un comentario