martes, 15 de mayo de 2012

Qué debo hacer para poder cosechar?


                                   Que significa la palabra cosecha?



Es un conjunto de frutos que se recolectan cuando ya están maduros, listos para el consumo.

Para poder cosechar algo en la vida al igual que cuando se siembra un fruto, planta etc, debo de haber sembrado.
 Pero a nivel espiritual debo preparar la tierra en este caso sería mi corazón hasta que esté suave como una buena tierra abonada y preparada para la hora de la siembra de la semilla, esto ocurre cuando hay humildad para recibir la palabra de Dios y la acepto y hago un intento por obedecerla.
Cuando donde quiera que paso, y a las personas que me acerco dejo una buena enseñanza de amor, ayuda, pero ante todo de lealtad,ya que no basta con sacrificios humanos porque esto ocurría en el pasado, en los primeros tiempo de la ley ahora no es necesario sacrificios de animales o costumbres.
Ahora siento en mi corazón compartir que mas que saber palabra textual es necesario vivir una vida ejemplar, donde quizás no sea necesario hablar para predicar sino que nuestra forma de actuar predique por nosotros, aun cometiendo fallas podemos actuar con carácter asumiendo compromisos,de tal forma que muchos vean a Cristo reflejado en nosotros,
aunque dice la palabra: que no somos salvos por obras también debemos reconocer que estamos en un mundo en el cual compartimos con otras personas y debemos aprender a actuar como si tuviéramos un manual de vida, donde debemos aprender a amar, aprender a pedir perdón, aprender a perdonar, asumir responsabilidades, y en general aprender a relacionarnos con el medio en general.

Cuando haya en nosotros un corazón aunque sea en proceso de sanidad, por lo menos que reconozca, que diga necesito, ayúdenme a corregir, ayúdenme a controlarme, un corazón que acepte que es débil y que necesita de los demás, humildemente reconociendo la incapacidad de que no todo lo podemos lograr solos, que necesitamos de otros.
Quizás si hacemos lo anterior ya podremos cosechar frutos de verdaderos amigos, frutos de hijos amorosos, frutos de compañeros que nos aprecien  que talvez digan eres una persona un poco difícil de tratar, pero por admitir un deseo de cambio intentaremos amarte,frutos ministeriales, donde hallamos predicado y hallamos dejado un legado en el cual yo misma no me exalte sino que otros hablen de lo bien que lo hicimos...
Si,
cosecharemos no solo cosas intangibles sino frutos de sanidad física, estabilidad financiera, negocios prósperos etc, porque hallamos invertido tiempo en sembrar en otros conocimiento, invertimos tiempo aprendiendo, como dije anteriormente abonamos la tierra de nuestro corazón, posiblemente reconociendo nuestra incapacidad, reconociendo que necesitamos ayuda, que solos no pudiésemos hacerlo.
y como dice: el salmo 126, irán andando y llorando el que lleva la preciosa semilla ,más volverán con regocijo trallendo sus gavillas.
Les comparto que próximamente recogeremos frutos de lo bueno que hallamos sembrado...
Cuando un sembrador prepara el presupuesto, abona la tierra, siembra, cuida la planta en proceso de crecimiento y en general realiza todas las actividades correspondientes al cultivo, éste proceso no es fácil, por eso dice el salmo irán andando y llorando el que lleva la preciosa semilla, pero que alegría se siente cuando recogemos los frutos como resultado de todo un trabajo realizado.
Para cultivar en cualquier área debemos de tener, una mente visionaria, fé,perseverancia, constancia, y paciencia.                      
Los invito a sembrar, qué?
Cada persona sabe que talento tiene para sembrar o que valores o principios puede dar y luego ver los resultados, de seguro serás consecuencias positivas.
Así como nuestras manos han sido levantadas para adorar y alabar a Dios, para ayudar a personas en dificultades, o nuestras manos han sido utilizadas para trabajar en la vida secular, familiar o espiritual, así también las utilizaremos para recoger diversos frutos de lo que hallamos sembrado.
Debemos de tener en cuenta que cuando sembramos una semilla ésta no dá fruto al otro día, para cosechar hay que esperar un tiempo determinado, durante el cual debemos estar cuidando nuestras semillas en proceso, quitándole la malesa que le salga, estaremos pendientes que nuestra planta reciba agua y en general los nutrientes necesarios para su crecimiento y luego de un tiempo veremos, cogeremos, y disfrutaremos de la cosecha fruto de la siembra.
El tiempo de cosecha es yá.


Lucelly



1 comentario: