jueves, 31 de mayo de 2012

Dispensación de la Gracia (tercera parte)

 El Señor Jesús no condenaba, enseñaba con amor


La Gracia divina: es un regalo o don inmerecido que recibimos de parte de Dios, para así ayudar al hombre a cumplir los mandamientos.

                                                  Dispensación de la Gracia

Es la era del cumplimiento de las promesas para la descendencia de Abraham por la linea Isaac,comienza en hechos 2 y continua hasta nuestros días.
Está dirigida a la iglesia, unicamente, ya que Dios trata con Israel como pueblo, no trata con el mundo puesto que el mundo continua bajo la conciencia y el gobierno humano.
La vida del creyenta está en realizar lo que Dios ha ordenado.
El hombre es justificado por la fé sin obras de la ley, romanos 3:21-28 siendo pues justificados gratuitamente por su Gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús.
Para que sea por gracia debemos de vivir por fé, romanos 4:16 (por tanto es por fé para que sea por gracia...)
Ya que por la desobediencia de uno sólo Adán, ese pecado recayó sobre muchos, claramente debemos de entender que por la Obediencia de unos sólo, nuestro Señor Jesucristo muchos seremos justificados.
Debemos entender la palabra, e intentar obedecerla, digo "intentar" ya que no es fácil llegar a la perfección, lo que nos conduce a ese camino es la Sangre del Cordero inmolado(Jesucristo).
En la dispensación de la Gracia deben cumplirse las promesas que Dios hizo a Abraham y a su descendencia en conformidad con la obediencia del evangelio de Cristo.
Cristo es nuestra única esperanza, el misterio de la dispensación de la Gracia le fue revelado al apostol Pablo y el misterio consiste en que los gentiles somos miembros del mismo cuerpo y coherederos de las promesas de Cristo Jesús, por medio del evangelio que le fue revelado a Pablo.

Hay mucho hombres conocedores de la palabra, lideres y en general miembros de las congregaciones que hablan a boca llena de ellos mismos de que son santos, y no entienden que el ser "santo", simplemente significa que somos apartados para Dios, entónces cuando un miembro de la congregación o persona en general comete una acción que no estaría bien vista ante Dios, son ellos los primeros en condenar a la persona y se olvidan que estamos en la dispensación de la Gracia y no aceptan que sólo hay uno sólo que no cometio pecado, y que es la intimidad que tengamos con el Padre, Hijo y Espiritu Santo lo que nos hace libres por medio del cuerpo partido y la Sangre derramada por el Señor Jesús.
Es muy fácil condenar a alguien y quizás acerlo quedar en ridículo ante los otros  miembros de la congragación pero no entienden que todos somos pecadores, ya que el pecado no se pesa por tamaño.

Anectota: alguien ponia el ejemplo que el pecado es como si ubiera un lago en el cual tiramos una piedra grande  y esta roca al ser introducida al agua hace mucho ruido pero su fin es el fondo del lago,
pero que si se lanza una piedra pequeña al mismo lago que hablé anteriormente, la roca hace poco ruido al caer al agua, pero de igual forma llega al fondo del mismo lago,
entonces así es el pecado, hay unos que son muy escandalosos, y la gente habla, critican y juzgan pero hay otros pecados que aparentemente son pequeños y las personas casi no los notan, o se pueden ocultar fácilmente pero igual son pecado,y al igual que ambas rocas van a lo profundo del lago así mismo es el pecado, hay que reconocer que el pecado no se mide por su tamaño, pecado es pecado y no somos nosotros quienes debemos de juzgar si no de orar por el arrepentimiento genuino de esa persona y como dice el disco de funky y alex campos "El que se cayó pues que se levante"...(No vuelvo pa tras)
y lo que un buen hombre o mujer de Dios debe de hacer es darle la mano sin criticar y que contine.

Los seres humanos juzgan mucho determinados pecados pero los que más comentarios negativos hacen sobre alguien, o lo critican o dicen falcedades sobre una persona también estan incurriendo en un pecado muy grande así como lo habla:
                                                           
 el salmo 15, Los que habitarán en el tabernáculo en el monte Santo de Dios
Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo?
¿Quién morará en tu monte Santo?
El que anda en integridad y hace justicia,
y habla verdad en su corazón
El que no calumnia con su lengua,
ni hace mal al prójimo,
Ni admite reproche alguno contra su vecino.
Aquel cuyo el vil es menospresiado,
Pero honra a los que temen a Jehová.
El que aun jurando en daño suyo, no por eso cambia;
Quién su dinero no dio a usura,
Ni contra el inocente admitió cohecho,
El que hace estas cosas no resbalará jamás.



En el evangelio del Apostol Juan 8:1-11
la mujer adúlera
Te invito a que leas este libro de la biblia habla de una mujer que fue sorprendida en el acto del adulterio, y fue llevada ante el Señor Jesús por los escribas y fariseos(personas conocedoras de la palabra en esos tiempos), y ellos le dijeron al maestro;
Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú pues ¿qué dices?
El Señor Jesús inclinó su cabeza al suelo, escribia en tierra con el dedo.
Le insistian en hacerle la misma pregunto( se cree que lo que el Señor Jesús escribia en el suelo eran los pecados que estaban cometiendo las personas que estaban condenando a la mujer adultera).
Y El les respondió. el que de vosotros esté libre de pecado sea el primero en arrojar la la piedra contra ella.
Ellos acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús y la mujer que estaba en medio.
El Señor Jesús le dijo: ¿Dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó?
Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo:Vete, y no peques más.

No alvidemos que Pedro despues de compartir las enseñanzas con el Hijo de Dios le negó, pero luego de un arrepentimiento genuino cumplio con su mandato, la gran comisión.

El Señor Jesús  defendió a la mujer adultera, la confrontó con su pecado, la perdonó y la liberó de su pasado invitandola a no pecar más.

Esta es una enseñanza muy grande hecha por el Señor Jesús, Enseñó con amor, además tambien confrontó con sus pecado aquienes estaban condenando a la mujer.
Tengamos en cuenta que las situaciones negativas que vivimos fruto de malas desiciones o de no hacer las cosas como lo dice la palabra trae consecuencias negativas a nuestras vidas pero con el inmenso amor del cordero inmolado que pagó un precio por nuestro pecado en la cruz del calvario y nuestra palabra rhema en nuestra vida(la que el Señor nos haya dado y estemos cumpliendo, eso nos mantendrá en bendición). yo digo que El Señor dice que me ocupe de sus asuntos y El se ocupa de los míos, y el evangelizar son sus asunto.
Además que el trabajador es digno de un salario, y mi primer salario me lo dá Dios, que es la Salvación y las bendiciones paralos míos.

Gracias Señor tu misericordia derramada en mi vida, gracias Señor Jesucristo por tu Sangre derramada para perdón de mis pecados, y Gracias por la presencia del Espiritu Santo.

Gracias por tu gracia en mí. 


Lucelly


No hay comentarios:

Publicar un comentario